Quiromasajista en León: La experiencia es un grado

Masaje a domicilio

¿Siente usted letargo en los miembros de su cuerpo, o en algunas zonas percibe rigidez luego de adoptar posiciones fijas, de pie o sentado? Quizás esto sea la consecuencia de realizar movimientos de cintura bruscos, soportar peso sobre los hombros, doblar la columna vertebral o flexionar las rodillas muchas veces durante la jornada trabajo; pero, desde ahora ¡usted puede dejar de preocuparse! En León existe un sitio online donde solicitar ayuda especializada; esta, luego de recibirla le hará sentir mejor.

Para potenciar su vigor corporal, recuperar su cuerpo agotado por el trabajo y el stress producto de la agitada vida ciudadana de hoy, usted cuenta con un excelente quiromasajista en León. Con su ayuda recuperará el sueño restaurador, la movilidad de su cuerpo y el ánimo perdido, reanudando sus actividades en el estudio, trabajo o labores del hogar.

El quiromasaje es un arte heredado de prácticas milenarias para aliviar la rigidez muscular y contribuir con el movimiento de las articulaciones; además, también alivia el stress o agotamiento psicológico. Consiste en masajear, sobar o amasar suave la piel con las manos, de manera delicada, sin producir incomodidad, pendiente de las reacciones de quien recibe el quiromasaje.

Este procedimiento de exploración y masaje corporal produce un grato relajamiento. El quiromasajista ayuda a estimular la piel y tejidos blandos utilizando sus manos. Este arte de 40 siglos de uso, con propiedad potenciadora de la salud y actividad corporal, hoy es reconocido como una de las mejores alternativas contra la rigidez muscular en la espalda.

Entre los beneficios y características del quiromasaje están:

– contribuye a aliviar situaciones psicológicas,
– alivia el agotamiento,
– ayuda a potenciar el estado de ánimo.

La práctica de un buen quiromasaje emplea una diversidad de movimientos y manipulaciones, ayuda al movimiento de las articulaciones contribuyendo con la circulación sanguínea. Su quiromasajista en León evitará el agotamiento de su cuerpo, a través de movimientos y estiramientos suaves; masajeando, sobando, amasando y apretando suave la piel.

Durante el quiromasaje pueden emplearse aceites y cremas para realizar movimientos sobre la piel, combinando diversas maniobras para realizar una buena sujeción muscular; pero se puede prescindir de ellas, si la piel durante el quiromasaje posibilita el agarre muscular sin problemas.

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar