Quiromasajista en León: pon un quiromasajista en tu vida

quiromasaje

Tridentes sobre nuestras espaldas

El ser humano es un compendio armonioso de cuerpo, mente y espíritu. La búsqueda constante de ese equilibrio es el fin último de nuestro bienestar. Sin embargo, los azares y angustias de la vida moderna persistentemente atentan contra ese equilibrio natural haciendo de nuestro cuerpo un campo de batalla donde el estrés, la mayoría de las veces, se muestra como el vencedor sobre nuestros derrotados físico y ánimo. Las premuras de la oficina, las exigencias de la universidad, las necesidades económicas, los reclamos del hogar y de los seres queridos, hasta las malas posturas se convierten en muchas ocasiones en diablillos que hincan sus tridentes sobre nuestras sienes y espaldas. Para conjurar esos malestares y recuperar el equilibrio nada como el quiromasaje.

Manos sobre la arcilla de nuestro cuerpo

El quiromasaje es una técnica tradicional, con las manos como única herramienta, que busca el alivio de dolores, la eliminación de contracturas musculares, el alivio de los tendones y de otras dolencias de carácter músculo-esquelético. Son variados sus beneficios, que van desde el alivio del cansancio, la mejora de la función circulatoria, recuperación de la movilidad, depuración de la piel hasta el alivio de la tensión psicofísica. Este conjunto de bondades hace que el organismo recobre vida y active su función de autocuración, incidiendo positivamente tanto en nuestro cuerpo como en nuestra mente. El quiromasaje con las manos reordena así el equilibrio de nuestro ser. Ver a un quiromasajista trabajar es como observar a un alfarero sobre la arcilla, dando forma al bienestar de nuestro cuerpo.

La salud en las palmas de las manos

Aunque el quiromasaje es una técnica segura, hay que tener presentes algunas contraindicaciones que podrían complicar el cuadro de malestar de las personas. Para el caso de las embarazadas, los tres primeros meses de gestación son delicados y contraproducentes.  Las enfermedades de la piel y heridas por quemaduras o úlceras no deben ser manipuladas por un quiromasajista. Además, las inflamaciones, hematomas, problemas renales, y enfermedades reumáticas agudas, entre otras, deben ser vistas por el médico especialista para que lo recomiende y/o prescriba y así poder disfrutar de los beneficios del quiromasaje. Toda esta información, y otra que a usted puede resultarle de relevancia, la puede conseguir en Quiromasaje Giménez, con más de veinte años de experiencia descubriendo las posibilidades que brindan las manos para recuperar el saludable equilibrio del cuerpo, mente y razón. Si busca un quiromasajista en León, la opción es Quiromasaje Giménez.

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar