Cómo aliviar una contractura muscular

Cómo aliviar una contractura muscular

Son muchos los días en los que podemos sentir la tensión de las actividades cotidianas por la sintomatología de una contractura muscular, que, por lo general, suele manifestarse en el cuello, espalda baja o en las piernas, el dolor que podemos experimentar va a variar desde el tipo de cuidados a los que estemos habituados. En este artículo te explicaremos cómo aliviar una contractura muscular.

La práctica frecuente de quiromasajes es ideal para evitar dolores agudos, pues si tenemos una rutina de relajación, las situaciones cotidianas no nos afectan de una forma agresiva, ya que una contractura se produce por una acumulación de actividad física o de estrés y, si en nuestra rutina, están los quiromasajes evitamos este tipo de experiencias.

Una contractura muscular puede tener varias fases de intensidad, por esto es recomendable acudir a un quiromasajista, para que atienda este tipo de problema y lo resuelva desde la raíz, ya que si no tenemos conocimientos de masajes podríamos empeorar nuestro estado, por esto es mejor buscar a un profesional en esta materia.

¿Cuándo buscar la ayuda de un quiromasajista por contractura muscular?

Desde el momento en que experimentamos la sensación de tensión por estrés o por una carga deportiva de importancia, lo más adecuado es acudir a un centro especializados en quiromasajes y ponernos en manos de un profesional, ya que cuando las contracturas son las protagonistas, se recomienda aplicar un masaje profesional para no empeorar nuestro estado.

Un quiromasajista va a saber determinar el origen del dolor y puede solucionar con un criterio adecuado, esto nos asegura una recuperación satisfactoria o nos previene de sufrir los dolores causados por la contractura, pues solemos creer que al aplicarnos un masaje casero nuestro problema se va a solucionar y resulta todo lo contrario en la mayoría de los casos.

Por este motivo, no se recomienda la aplicación de masajes caseros en casa, claro está, que hay otro tipo de masajes para aplicarnos como lo son en pareja o en familia, que no comprometen el funcionamiento de nuestro sistema muscular, linfático o inmunológico, pues su finalidad es otra, que está más relacionada con la relajación por contacto.

Tratamientos alternativos

La aplicación de masajes es fundamental para una contractura, se piensa que solo con el uso de relajantes musculares se puede llegar a solucionar el problema, pero lo que se disminuye es la agudez de la inflamación que causa el dolor, y la contractura muscular queda sin tratarse, ya que los músculos no reciben la cura necesaria para eliminar la contractura.

Así que, como tratamiento alternativo, podemos recomendar la prevención, al tener una dieta adecuada, cuidar nuestro peso corporal, hacer calentamiento antes de la práctica deportiva, cuidar nuestra salud mental, hidratarnos con un mínimo de dos litros de agua al día, es decir, incluir en nuestra rutina los hábitos saludables.

Además, cuidar nuestro cuerpo con exfoliaciones sin importar nuestro género, pues contribuyen a la circulación y por lo menos una vez al mes ir a una sesión de quiromasajes para evitar la acumulación de tensión.

Contacta con Quiromasaje Giménez y te explicaremos más cosas sobre cómo aliviar una contractura muscular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *