Contracturas: 5 consejos para prevenirlas

masaje con mujer relajada
Foto de mujer creado por freepik - www.freepik.es

Para evitar la rigidez o contractura muscular, producto de hacer malos movimientos al realizar ejercicios o por tener malas posiciones al estar sentados o de pie, es necesario relajar los músculos. Si se mantienen mucho tiempo contraídos ocasionan dolor por adaptarse el cuerpo a una nueva postura y si no se trata puede ocasionar lesiones, dolencias o enfermedades.

Las tensiones producidas por el estrés y la ansiedad representan una de las causas de la contractura. La bajada de temperatura corporal, síntoma de una enfermedad; el sedentarismo o la práctica en exceso de actividad física, la falta de nutrientes y vitaminas, producto de una mala o deficiente dieta alimenticia, incluso la falta de agua que no se ingiere pueden ser el origen de tensiones musculares, contracturas, que provocarán dolor a nivel muscular y otras dolencias de las que el médico deberá conocer, valorarlas y tratarlas.

Recomendaciones

  1. Mantenerse hidratado: Si quieres evitar las molestias musculares conocidas como contracturas bebe suficiente agua, porque el organismo posee más del 70 % para funcionar adecuadamente y ayuda a eliminar las toxinas.
  2. Realiza masajes en las zonas que más se tensan, por ejemplo las piernas, cuello, espalda.
  3. Ejercicios: Mantén una rutina deportiva que permita realizar ejercicios de estiramiento, para estirar los músculos. El salir a caminar solo o acompañado, el yoga, el taichí o la natación ayudan a que tengas una mejor salud y evitan las contracturas.

Al caminar o estar sentado trata de mantener una postura recta, utiliza una buena postura. Evita apoyar todo el peso sobre una pierna si estás parado en una cola. Efectúa técnicas de respiración que ayudan a relajar los músculos y  te mantienen relajado.

  • Buena dieta: Aporta a los músculos los nutrientes y vitaminas, para que se mantengan fuertes. Es recomendable que un médico nutricionista te indique que  dieta te conviene para hacer deporte.

Si eres de los que están acostumbrados a fumar, evítalo porque te ayudará a eliminar la ansiedad, mejorará la condición física pues podrás desarrollar una actividad física con otras personas sin que termines tosiendo y agotado por falta de aire.

  • Elimina el estrés: Evita situaciones que generen alta tensión muscular. Es mejor que mantengas la calma y las molestias no afecten el estado de ánimo, porque muchas veces el enfado tensa músculos de forma inconsciente, como la mandíbula o el cuello.

Realiza actividades que te ayuden a estar relajado, como ir a terapias de relajación. Si constantemente presentas casos de contracturas, visita a especialistas para que te ayuden a desarrollar técnicas que te den bienestar. Por ejemplo, puedes realizar  quiromasajes, entre otros.

¿Qué acciones debes tomar cuando tengas una contracción?

Cuando tengas una contractura es importante que el músculo afectado reciba calor. Es recomendable que te apliques automasaje en las áreas del cuerpo donde tengas molestias, para que los comiencen a relajarse. También, está la opción de acudir a profesionales especializados en la realización de masajes (quiromasajes, relajantes, de drenaje linfático, de reflejoterapia podal).

Mantener un buen estilo de vida saludable que incluya una alimentación sana, por ejemplo la famosa dieta mediterránea, con buenas rutinas deportivas y tener excelente estado de ánimo son las mejores soluciones para evitar el estrés y tensiones que generan una contractura. Además, ayudan a que te mantengas relajado.

Etiquetas de este artículo:
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *