Ejercicio para luchar contra la depresión

depresion

Realizar ejercicio al menos tres veces por semana reduce las probabilidades de padecer una depresión

 

El deporte puede evitar depresiones

EP / Reuters / LONDRES Investigadores del Instituto de Salud Infantil del University College de Londres (Reino Unido) aseguran que hacer ejercicio tres veces a la semana puede reducir un 16 por ciento las probabilidades de desarrollar depresión, y por cada sesión extra, el riesgo cae aún más.

“Suponiendo que la asociación sea causal, la actividad física puede tener un efecto protector contra la depresión“, según ha defendido Snehal Pinto Pereira, autor de la investigación que anima a las personas de entre 20 y 40 años a estar “físicamente activos” para proteger su salud física y mental.

En su estudio se hizo seguimiento a un total de 11.135 personas nacidas en el año 1958 hasta que cumplieron 50 años, y se analizaron tanto posibles síntomas depresivos como sus niveles de actividad física durante la edad adulta.

Para evaluar la depresión, se examinaron las respuestas a un cuestionario diseñado para medir su malestar psicológico que completaron al cumplir 23, 33, 42, y 50 años.

Los resultados mostraron que las personas que tenían más actividad física reportaban menos síntomas depresivos y que los que tienen más síntomas depresivos eran menos activos, sobre todo a edades más tempranas. Y por cada sesión de actividad adicional a la semana se reducen las probabilidades de depresión en un 6 por ciento.

De hecho, los científicos observaron que la relación entre el ejercicio y los síntomas depresivos se observó en todos los trabajadores, y no sólo en aquellos con alto riesgo de depresión clínica.

Asimismo, el estudio también encontró que las personas que informaron de más síntomas depresivos a los 23 años tendían a ser también menos activos físicamente, pero este vínculo se debilitó a medida que crecían.

“Este hallazgo es importante para tener gente más activa, ya que sugiere que los síntomas depresivos podrían ser considerados una barrera a la actividad en la edad adulta”, dijo Pereira.

Fuente: La Nueva España-Diario Independiente de Asturias

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar