La Terapia Acuática

7

Mucho se ha escrito sobre el beneficio de moverse en el agua, bien nadando bien haciendo ejercicios.

Si hablamos de la natación, queremos decir desplazarse en el medio líquido. Si decimos ejercicio, hablamos de movimiento sin desplazamiento.

La natación, aparte de los cuatro estilos de competición que existen en la actualidad, hay otros cinco estilos que están en deshuso pero que pueden servir para la recuperación de lesiones.
El ejercicio sin desplazamiento, llamado gimnasia acuática, se puede hacer con o sin elementos auxiliares. Todo ello en beneficio de las personas con problemas músculo-esqueléticos o con enfermedades reumáticas.

El agua como método de recuperación funcional lleva consigo, la re-absorción de líquidos (reducción de hinchazón) así como hematomas.

Es sabido que cualquier actividad acuática, a niveles físicos y psiquícos benefician al cuerpo y a la mente humana. Fisicamente reduce el volumen corporal, psíquicamente la persona percibe como sus dolencias mejoran. Para que todo esto ocurra, la temperatura del agua debe aproximarse a los 30º.

Bibliografía: 

  • Natación terapéutica – Editorial Paidotrivo
  • Columna vertebral y Medio Acuático -Editorial Gimnos
  • Actividades acuáticas para personas mayores – Editorial Gimnos
  • Natación y Salud – Editorial Gimnos
  • Natación – Editorial Promolibro
  • El masaje terapéutico y deportivo – Ediciones Mandala

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar