Los masajes que relajan

masajes que relajan

Sí, los masajes relajantes suenan como una gran idea; pero la verdad es que no todos son iguales y si no quieres que te pille desprevenida es importante que conozcas el nombre de ese masaje que te gustó mucho, conozcas alguno que llame tu atención o incluso sepas que hace el quiromasajista contigo. Que no te de miedo  preguntar.

Como ayuda para que no te encuentres perdida, aquí te traemos cuatros masajes relajantes, pregúntale a tu quiromasajista de confianza si puede hacerte alguno de estos.

Tipos de masajes relajantes

Masaje podal

Este masaje se les recomienda sobre todo a las personas que pasan muchas horas de pie o caminan mucho; pero cualquier tipo de persona puede disfrutarlo mucho. Los pies tienen una conexión directa con el resto del cuerpo, de forma que cada parte de los pies está vinculada con órganos específicos.

Principalmente relaja, y lo hace de manera casi instantánea, además de relajar los pies, aliviar el dolor producto de estar de pie e incluso zapatos incómodos, y mejora la presión arterial y la circulación.

Masaje cráneo-facial

Quizás suene un poco raro y difícil de imaginar, pero te sorprendería lo popular que es este masaje. Si eres una persona que sufre de migrañas, jaquecas, aprietas mucho los dientes cuando duermes o trabajas con el cuello en una posición incómoda, este definitivamente va a ser tu masaje favorito.

Este masaje consiste en hacer movimientos suaves a lo largo de la cara y la cabeza para mejorar el funcionamiento del sistema nervioso central, reduce el estrés y ayuda a dormir de manera más eficaz. También puede emplearse como automasaje.

Masaje Shiatsu

Este masaje se basa en aplicar presión y estimular puntos en el cuerpo que están directamente relacionados con la acupuntura.

Con este masaje sentirás que la energía de tu cuerpo se renueva, favoreciendo además al sistema circulatorio y cuidando tu piel.

Masajes con piedras volcánicas

Los masajes con piedras volcánicas son bastante populares dentro de los masajes relajantes, y esto se debe a que todos pueden recibirlos y disfrutarlos excepto, que tengas algún tipo de hipersensibilidad en la piel que haga que no toleres el grado de calor al que se someten las piedras.

Este tipo de terapias se centran en buscar la tranquilidad mental, relajando el cuerpo desde la mente hacia afuera. Por su forma de actuar sobre el cuerpo ofrecen equilibrio, haciendo que el descanso sea más efectivo y reduciendo el estrés. Ayuda a aliviar dolores físicos. Definitivamente, estos no son los únicos masajes que puedes conseguir, siempre siéntete abierta a experimentar y probar, consulta con tu quiromasajista de confianza cual es el masaje adecuado para ti y para tus dolencias.

Etiquetas de este artículo:
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *