Masaje relajante: el relax más placentero

Masaje a domicilio

En la actualidad el ritmo de vida que llevamos es frenético: trabajo, hijos, prisas, preocupaciones…, Hay días que nos da la sensación de que no podemos con todo. En esos momentos es cuando debemos parar y pensar únicamente en nosotros, si no aprendemos a frenar, nuestra salud mental y física se puede ver afectada. Ha llegado el momento de incorporar a nuestra vida, casi como si se tratara de una obligación, los beneficios de un masaje relajante en León.

¿En qué consiste un masaje relajante?

Este tipo de masaje relajante en León consiste en realizar maniobras superficiales, a un ritmo lento, presiones suaves, todo ello de manera repetitiva, de ese modo los músculos se relajan y se alivia la sensación de dolor. Por ello está especialmente indicado para personas con ansiedad, sobrecarga y algún tipo de tensión, cuyos principales síntomas son el agarrotamiento y el endurecimiento de las fibras y los músculos. Además del masaje en sí, se realizan ejercicios de respiración, siempre dependiendo del lugar en el que se acumula la tensión: cabeza, espalda, trapecio, etcétera.

 

Valoración previa

Con anterioridad a efectuar el masaje, es necesario examinar el cuerpo para encontrar tensiones acumuladas en él. A simple vista se puede notar los hombros desnivelados y rígidos, el rostro contraído, manos cerradas, palidez en la piel, respiración superficial. Una vez valorado y conociendo donde se acumulan las tensiones, viene el mejor momento: ¡El masaje relajante en León!

 

Beneficios de un masaje relajante en León:

Relajación total

Relaja los músculos y descarga tensiones acumuladas, liberando la mente de cualquier preocupación, favoreciendo la relajación muscular.

 

Controla la ansiedad y la depresión

Un masaje relajante en León es un buen aliado para reducir los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y estimular la dopamina y la serotonina (relacionados con el estrés).

 

Alivia el dolor de espalda

Hay ciertas dolencias como la fibromialgia y las enfermedades reumáticas como la artrosis y la osteoartritis que agradecen el masaje relajante produciendo un alivio en las articulaciones afectadas.

 

Mejora el insomnio

Un buen masaje mejora la calidad del sueño, ya que aumentan las ondas deltas del cerebro. Dormirás profundamente y te levantarás totalmente descansado.

 

Aumenta la inmunidad

Está comprobado que las personas que se deleitan con un buen masaje son más inmunes a caer enfermos.

 

Alivia los dolores de cabeza y migrañas

Los masajes en la cabeza y el rostro alivian los dolores de cabeza y disminuyen la cantidad de migrañas atenuando sus molestias.

 

Resalta la belleza natural

Un masaje en el rostro consigue una piel más tersa y radiante. Si se practica en la cabeza, el cabello nacerá más sano y brillante.

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar