Qué es el masaje sensitivo

el quiromasaje sensitivo
Foto de Flor creado por freepik - www.freepik.es

El masaje sensitivo es un masaje que se nutre de varias disciplinas con el fin de poder establecer en la persona una conexión más profunda con su propio yo interno.

Algunos lo consideran “meditación en movimiento” pues los masajes relajantes que se aplican al cuerpo producen en el cliente una sensación de extremo bienestar y confianza. Y esto conduce a un estado de recogimiento interior cercano a la meditación.

El masaje sensitivo es una técnica integral que trabaja el cuerpo no como un conjunto de partes separadas entre sí, sino más bien unidas en el todo mente-cuerpo. Por ello, los masajes son largos y lentos, con ritmos variados, que relajan en un primer momento el sistema nervioso.

Luego, el ritmo cambia y se aplican pulgares, codos, antebrazos o las palmas de las manos. Con esto se logra que cualquier contractura se disuelva, permitiendo así el libre flujo de la energía bloqueada.

Se llama masaje sensitivo también porque el quiromasajista desarrolla la capacidad de percibir y detectar aquello que el cuerpo del paciente dice sin palabras. Y de responder intuitivamente aplicando las técnicas que considera adecuadas para el momento.

En este sentido, por su característica sensitiva e intuitiva, el masaje sensitivo establece una especie de puente entre el cliente y quien lo aplica. Es por ello que no habrá nunca dos sesiones iguales en este tipo de masajes.

Cómo se aplica el masaje sensitivo

Como parte de una terapia, podría decirse que se incluye dentro de lo que se llama quiromasaje, un conjunto variado de técnicas de masajes.

La primera función del masaje es lograr la completa relajación del cliente mediante movimientos de las manos sobre la musculatura, para lograr que esta llegue a un punto maleable.

Así, el quiromasajista se colocará en las manos aceite o crema para un primer masaje, donde frotará y amasará la piel para descomprimir contracturas.

Una vez el cuerpo del paciente se ha relajado, el profesional procede a la utilización de los pulgares, codos y antebrazos en aquellos puntos corporales donde se precisa una mayor presión.

Si la situación lo permite, también aplicará movimientos con las palmas de las manos sobre la piel en el sentido inverso a la circulación sanguínea, es decir, de abajo arriba, de los pies a la cabeza.

Beneficios del masaje sensitivo

El primero, por supuesto, es la relajación corporal y la sensación de gran bienestar. Con un masaje de este tipo se resuelven los problemas de contracturas musculares y se libera el estrés acumulado.

Se mejora la circulación y se favorece un buen drenaje linfático, además de generar alivio en las articulaciones y lograr una mayor movilidad en ellas.

Con el masaje sensitivo se puede conseguir un buen control de la presión arterial al reducir los altos niveles de estrés.

Los movimientos aplicados al cuerpo mueven la grasa y promueven la oxigenación de la piel: esto en algunos casos ayuda también a eliminar la celulitis y otros residuos tóxicos, y a darle a la piel un mejor aspecto.

Si quieres saber más sobre qué es el masaje sensitivo ponte en contacto con Quiromasaje Giménez y te informaremos de cómo te puede beneficiar.

Etiquetas de este artículo:
,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *