Quiromasaje

Quiromasaje Giménez realiza su trabajo con las manos, es decir, no utiliza máquinas para tratar a su clientela. Su labor es 100% manual, para ello en una sesión de quiromasaje  desarrolla las distintas manipulaciones que se utilizan en el quiromasaje. Utiliza aceites o cremas especiales para masajes. Estas cremas o aceites están fabricados a base de plantas medicinales.

La duración de la sesión de quiromasaje es de 60 minutos. La persona que solicita el quiromasaje cuenta al quiromasajista el por qué requiere un quiromasaje. Esta se tumba en la camilla boca abajo, pues la parte anatómica del cuerpo humano que requiere más atención es la espalda, descubriéndola.

El quiromasajista al mismo tiempo que esparce el aceite o la crema por la espalda toma conciencia, a través de sus manos, de su estado (tensiones, flacidez) a la que va a masajear a través de unas manipulaciones denominadas “pases magnéticos sedantes” y “vaciajes venosos”.

A continuación se empieza a trabajar la musculatura con unas manipulaciones llamadas “amasamientos”. Estas pueden ser de varios tipos, como por ejemplo, digital, digitopalmar, nudillar, nudillar total, pulpopulgar, y reforzado.

El quiromasajista puede alternar el vaciaje venoso tantas veces como precise dentro de la sesión de quiromasaje. Es decir, si lo cree conveniente puede entre los distintos amasamientos hacer vaciajes o hacerlo entre las distintas partes del quiromasaje.

Al terminar los amasamientos comenzará con las “percusiones”. Estas pueden ser palmadas digitales, palmadas digitales con fricción, palmadas planas, palmadas cóncavas, cachete cubital y cachete cóncavo.   

Si el quiromasajista lo considera necesario utilizará una manipulación denominada “pellizcos”. Estos pueden ser: simples, con torsión, de oleaje y de aproximación y separación.

A continuación puede utilizar los “roces” que pueden ser digitales y digitales circunflejos. Acto seguido hará “vibraciones” y “tecleteos” para pasar a hacer “movilizaciones”, sobre todo de la cintura escapular, y terminar la sesión de quiromasaje con los “estiramientos” de cuello y espalda que considere necesarios.