Quiromasajes: Tipos de masajes más frecuentes

quiromasaje leon

El tratamiento de ciertos dolores y enfermedades mediante la técnica del quiromasaje es una tradición muy antigua de la que se tiene constancia hace miles de años. La popularidad de esta práctica tomó auge a comienzos del siglo pasado, especialmente porque los tratamientos se aplicaban con éxito en los heridos y lesionados de guerra, que experimentaban una notable mejoría en su condición luego de pasar por estas sesiones.

El desarrollo de tratamientos mediante instrumentación electro-mecánica obligó a los quiromasajistas a ampliar sus conocimientos y a fortalecer su preparación científica y médica, convirtiéndose en fisioterapeutas. Y con este desarrollo surgieron las técnicas de masaje ecléctico, en las que se hace uso de diversas disciplinas antiguas provenientes de lejanas culturas, como ocurre con el masaje japonés

La solicitud del quiromasaje a domicilio es muy útil para garantizar la comodidad y seguridad del cliente que lo recibe, en especial si se trata de una persona con movilidad reducida como consecuencia de alguna enfermedad o condición física.

Actualmente el desarrollo de múltiples estudios y la fusión de técnicas tomadas de diversas culturas, permiten que el quiromasaje, poniendo a disposición de los clientes sesiones relajantes y de notable bienestar que se adaptan a cada una de sus necesidades, trate problemas como el estrés, la acumulación de líquido o las lesiones musculares.

El masaje sensitivo, también conocido como relajante o anti-estrés, es uno de los tratamientos más solicitados. Se aplica en sesiones que se extienden desde 15 minutos a 1 hora a personas sanas que no presentan lesiones o fatiga muscular y su principal objetivo es aliviar las consecuencias físicas y emocionales que produce el estrés. Es uno de los masajes a domicilio más populares.

Técnicas como el shiatsu o masaje japonés, suelen ser de gran utilidad para aliviar dolores de espalda, lesiones cervicales, movilidad reducida o migraña. Emplea, entre otras cosas, la técnica de la digitopuntura, en la que el quiromasajista ejerce presión con sus dedos en las zonas del cuerpo en las que se concentra el dolor para propiciar el alivio y la liberación de las tensiones.

La reflexología trabaja enfocándose en áreas determinadas de la anatomía humana (pies, manos y orejas). Estos puntos reflejos actúan sobre algunos órganos y vísceras, propiciando la eliminación de las obstrucciones que surgen en los canales energéticos del cuerpo, permitiendo que otras vías para la sanación natural se activen.

El masaje chino o tuina, fundamentado en la medicina tradicional china y el flujo del Qi, es otro de los tratamientos más frecuentes en el que se incluye la acupuntura con el dedo, es decir, la dígitopuntura, para conseguir el equilibrio y la armonía del cuerpo. Brinda bienestar y puede aliviar los síntomas de ciertas enfermedades.

Desde muy joven el mundo del masaje me llamó la atención. Hasta 1996 alterné mi trabajo en la administración con mi pasión por el mundo del masaje. A partir de este año me lanzo a la aventura profesionalizando mi afición. Soy consciente de formación continua y es por ello que he realizado cursos que engloban esta profesión y otras terapias alternativas.

Se el primero en comentar